V. Mañas

Año de elecciones. Múltiples, escalonadas, perversas. Nadie sabe bien qué se vota ni qué partidos juegan. A último momento, y sin decir agua va, este se va con aquel, que acaba de romper con un tercero. Un cuarto prefirió quedarse en boxes a la espera del siguiente turno. Algunos, cerradas las listas, se proclaman ganadores. Los perdedores, en cambio, exprimen los eufemismos. A todos los atraviesa el mismo nivel de bochorno.
Nunca falta ese, al que sus camaradas esperaban, expectantes, en un bar, que con estudiada cara de velorio dice:
-Nos cagaron, entré yo solo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s