Estoy pensando en otra cosa

estoy
—está mi abrigo colgado del perchero
el sillón de espaldas al escritorio
la birome en guardia
el vaso de agua por la mitad—

pensando
—dicen, yo no lo creo,
que hay una o más recetas
todas esotéricas
de la mano de un guía
que prende un sahumerio
y pone a correr música celta
de someter a interdicción
a la máquina de pensar
les creería pero—

en otra
—vida, que no en esta,
una que se deje pasar por el pelo un cepillo
con cerdas de acero y tenga pies pequeñitos
que quepan en un palmo bocanada y
pedir es gratis
boca pronta a la zancadilla, al puntapié,
a la paralítica, a la rabona, al tres dedos
algo más
que se deje nombrar a mi capricho
que raspe de mí la carne quemada
que escupa, tanto violento como pueda,
el ungüento que germine otras carnes
terminales nerviosas
glándulas, orificios
liquido amniótico o el que fuere—

cosa
metáfora mudanza noche
de un día a todos los días

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s