Fragmento de un diario terapéutico

Este preciso momento es muy hermoso. No sé si deba anotarlo en mi diario terapéutico. La felicidad es un estorbo a la hora de escribir, cualquiera lo sabe. Sólo por hurgar un poco entre las cosas que no están bien, descubro que mi cuerpo tiene deseos de ir al baño, pero yo no le hago caso. En esta, como en tantas otras cosas, prefiero llevarlo todo al extremo, resistir hasta que la vida es casi la muerte, pende de un hilo, pide a los gritos socorro. Eso por ahora.

Anuncios

1 comentario en “Fragmento de un diario terapéutico”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s