Conventillo

Eso que llaman degradación de la lengua es sólo una de las consecuencias del descalabro de la sociedad en la que vivimos. Las palabras se gastan, se manosean; al cabo, las muy putas acaban por decir otra cosa que la propuesta por el dicente. Pienso en una sola: conventillo, a menudo utilizada para calificar las discusiones estériles, las disputas donde hay en juego intereses de lo más rancios, lo vulgar, lo que no se nos antoja indigno; y precisamente por haber crecido en una de esas construcciones precarias en las que se apiñan los cristianos que no pueden permitirse nada de más lujo, me siento interpelado. Allí, en el conventillo, se respiraba un aire mucho menos nauseabundo. Los vecinos, los buenos, los malos, su conjunto, profesaban, pretendían, una dignidad que se atisba en las películas de Vittorio de Sica.
A eso que llaman conventillo, señores, a eso hay que buscarle otro nombre.

Anuncios

1 comentario en “Conventillo”

  1. Es una definición bastante acertada del vocablo y su paralelismo actual. Hay palabras que con la globalización, el capitalismo y la podedumbre humana han envejecido, mutado y hasta perdido fuerza. Todo cambia amigo, quiérase o no.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s