Los servidores de Palo Alto

Dicen de la ´Patafísica, bah, lo dicen ellos, los patafísicos, que es la ciencia de las soluciones imaginarias. Fenómeno. Ahora aquí sólo teníamos soluciones reales. Las que no eran reales, mal podían reputarse soluciones. Sin embargo, el decurso de algunas circunstancias desafortunadas (de algún modo hay que describir a las cosas que andan mal, y a falta de un culpable con nombre y apellido y del suficiente coraje para afrontarlo uno mismo, qué mejor que el azar, oh la diosa fortuna, o la odiosa fortuna, que es la misma mina sólo que a veces nos dice sí y otras tantas nos dice no) lo ponen a uno ante la certeza de que hay soluciones que urgen. Pienso, por no ir más lejos, en los padres de esta generación, los que lo filman todo, los que tienen archivada la ecografía en la que detectaron que el vástago no podrá llamarse Juan Ramiro porque es una nena. Si tienen filmado el bendito polvo que dio origen a la criatura ahora innominada, ¿lo muestran en la fiesta de quince? Total qué, eso también es parte de la vida y como tal en su momento probablemente fue registrado, se me dirá con que otros eran los fines que encendían la lucecita roja, pero qué, la ecografía tampoco era para mostrarla en la fiesta de quince y sin embargo… Pues bien, esa filmación que aune los momentos destacados de la vida de la criatura por el momento innominada es objeto de edición, claro, no pensarán proyectar una película que dure quince años, aunque… Y bien, esos pedazos sueltos, los retazos que elegimos no mostrar, o eligen, porque yo soy de la idea de no mostrar nada, ¿dejan de formar parte de la vida? No, y deberían cercenarse. Sería la única forma de hacer gala de honestidad. O sea: por más que uno borre las cuentas de correo electrónico, de facebook, de twitter, la media docena de blogs abiertos y al poco tiempo abandonados, lo dicho, dicho está. En alguna parte. En el caché de google. En los servidores de Palo Alto. Entonces eso, el borrado del historial internético no es un auténtico suicidio sino apenas la interposición de una mentira que cae por su propio peso. Mientras no nos provean de elementos para el suicidio virtual, nuestra vida no será completa. Hay una solución, la final, que todavía no fue concebida, ergo, la ´Patafísica existe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s