El otro Brausen

Piriápolis es el sueño cumplido de Francisco Piria. El fundador de la ciudad dio crédito a su imaginación y levantó una ciudad con atmósfera europea de la nada. Allí donde no había más que arena, pastizales y mar, hoy perdura una ciudad que conserva mucho del encanto que heredó de los gustos del siglo XIX, cuando comenzó esta historia. Las preferencias se reflejan en las sorprendentes muestras de la arquitectura que aún se conserva, entre las cuales se destaca con mérito propio el Hotel Argentino y las residencias particulares, hoy reconvertidas para otros usos, de los descendientes del fundador.

Más en La Capital y más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s