Un día

Portate bien que te estoy mirando -mamá desde el fregadero- no le hagas daño a ese animal -detrás de la puerta con mosquitero- ya vas a ver cuando venga tu padre -dándose la vuelta para dejar de mirarme. Y yo de vuelta a la carga.
Un día mamá habló.
Supe en ese entonces que no es bueno atosigar a mamá. Lo digo con todo el amor del mundo hoy. Mañana, quién sabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s