Ya sé: pocas cosas más estúpidas que permitirse una explicación a destiempo, pero hagamos de cuenta que no soy tan inteligente como para comprenderlo. Es sólo un intento, un ejercicio de estilo.
Cuando alguien alza la voz, enseña un filo o una boquilla metálica, revolea un plato, escupe, se quita los lentes y se arremanga la camisa, frunce el ceño, aprieta los dientes, o en cualquier forma que pueda asimilarse al gesto de prepararse a golpear y ser golpeado, ese alguien se planta frente a otro u otros, hay algo vivo allí. Algo que quizá necesite ser corregido, no digo que de ese modo ni mucho menos, pero en el fondo esa crispación viene a decir que hay todavía alguna esperanza de torcer las cosas.
Más debería asustarnos que ese gesto no esté más, que no surja por natura ni por artificio.
Yo no pierdo amigos cuando me peleo con ellos sino todo lo contrario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s