El rey del queso

Hoy tampoco.
Me cuenta Finnegan, mientras vemos el cielo derrumabarse al otro lado de la ventana, que nunca entendió la fama de el grupo conocido como Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, muy a pesar de esa maravillosa canción que es Queso ruso.
Presumo que a él lo que le cae gordo es la cuestión religiosa que se ha extendido en torno a un grupo de escasa -y siempre hermética- poesía, sus bases cuadradas, y la voz singularmente metálica de su cantante, han formado un cóctel que le ha caido en gracia a la prensa, muy a pesar del mote de independiente que se calzó la banda.
La mejor banda de La Plata, que yo sepa, ha sido Virus, me dice mirándome de costado, mientras me niega la publicación de sus borradores sobre cine.

Las fotos corresponden a los calendarios Piaggio. Hay muchas más en este enlace.

Anuncios

8 comentarios en “El rey del queso”

  1. Voy a obviar todo sus comentarios referidos los Redondos; pues refutarlo sería colarse en la valoración sobre gustos y eso es, casi de adolescentes. Es como cantar: Cerati (o Federico Moura, en este caso) se la come, el Indio se la dá. Ahora bien, esas fotos visualizan mejor con Tarea fina que con Queso ruso. Si le interesa conocer más de la cuestión, escríbale y qué se lo cuente Karina Rabolini.
    Mirando el cielo justo a tiempo y rumiando el silbido del viento lo saluda con afecto,

  2. Me parece que Virus es, a lo sumo, la banda más platense, que no es poco decir, hacer música en semejante ciudad.
    La poesía de los redondos dista de ser hermética, al menos para mí. Hay que ponerla en relación a la poesía de los redondos, no sé si se entenderá.

  3. Te doy la derecha en cuanto a la cuestión poética, Carlos. No soy palabra autorizada para catalogarla con otro nombre que no sea hermética porque a mí -y puede que sólo a mí- me da un poco de clasutrofobia. Nunca me acomodé al código que ellos manejan.

    Fuera de eso, como expresión artística, me parece que están sobrevalorados, pero bien vale que aclare que desde mi punto de vista es crucial desmontar ciertas seguridades que hacen del rock una expresión que me atrevería a calificar como conservadora.

    Gracias por el comentario.

  4. Bueno, se me antoja que la cuestión identitaria es crucial en el caso de los Redondos. Es a partir de ahí que jugás o no jugás, que colaborás o no con los textos del Indio…

  5. Me gusta tu aproximación, Pablo. Ahora me asalta la duda: ¿identidad con la figura del Indio? ¿con el corpus poético? ¿con el la liturgia del entorno ricotero? Si es que todas esas cosas fuesen escindibles, claro.

  6. Ícono, liturgia, extracción social, “suburbanidad”, “rockeridad”, “platensidad”, “contra-caretidad” (discúlpeseme el neologismo), no creo que pueda hablarse de una única identificación, sino más bien de muchos planos y niveles que se entrecruzan y entremezclan en porporociones diversas y contradictorias según cada quién. Si bien seguramente en todo el país “El Ricotero” es imaginado con un aspecto y disposición bastante estereotipado, en La Plata, las bandas ricoteras son (todavía son) muy variopintas, como variopinto es el mundillo universitario y “joven” de la ciudad.

    “Me voy corriendo a ver/ que escribe en mi pared/ la tribu de mi calle”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s